La puerta es estrecha: tienen que esforzarse por entrar

Evangelio del domingo 25 de agosto de 2019

† Lectura del Santo Evangelio según San Lucas 13, 22-30

De camino hacia Jerusalén, pasaba Jesús por ciudades y pueblos enseñando. Y alguien le preguntó: «¿Señor, serán pocos los que se salvan?«. Jesús le dijo: «La puerta es estrecha: tienen que esforzarse por entrar. Les digo una cosa: muchos querran entrar y no podrán es como querer entrar a una casa, cuando ya el dueño ha trancado la puerta. Aunque desde fuera empiecen a tocar a la puerta y se queden pidiéndole que abra, él les dirá: «No los conocozco ni se de donde vienen«. Y por más que insistan diciendo: ¡Pero si estuvimos comiendo y viviendo juntos! ¡Tú enseñaste en nuestras plazas!», él les replicará: «No los conozco ni sé de donde vienen. ¡Lejos de aquí! ¡Todos son unos malvados!». Y entones vendrá el llanto y la desesperación, cuando vean a Abrahán, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el Reino de Dios, y ustedes se vean excluidos. Más aún, vendrán de oriente y occidente, del norte y del sur, a tomar parte en el banquete del Reino de Dios. Miren: Hay quienes estando de últimos quedarán de primeros, y quienes estando de primeros quedarán de últimos«.

V/. Palabra del Señor.

R/. Gloria a tí, Señor Jesús.