El Hijo del hombre vino a buscar y a salvar a los que estaban perdidos

Evangelio del domingo 3 de noviembre de 2019

† Lectura del Santo Evangelio según San Lucas 19, 1-10

En su viaje a Jerusalén entró Jesús a Jericó, e iba atravesando la ciudad. Había allí un hombre que se llamaba Zaqueo, jefe de los recaudadores y rico. Y trataba de ver quien era Jesús, pero no podía por el gentío ya que él era de baja estatura. Entonces corrió a adelantarse a los demás y se subio a un árbol para poder verlo, pues Jesús iba a pasar por ese sitio. Cuando Jesús llegó, levantó la vista y le dijo: «Zaqueo, baja enseguida, que voy a quedarme en tu casa». El bajó a toda prisa y lo recibió en su casa con alegría. Pero todos, al ver esto, empezaron a criticar a Jesús por ir a hospedarse en la casa de un pecador. Zaqueo se dirigió al Señor y le dijo: «Mira, Señor: voy a dar a los pobre la mitad de lo que tengo, y si a alguien le cobré más de lo debido, le voy a devolver cuatro veces más». Entonces dijo Jesús: «Hoy llegó la salvación a esta casa, pues tambien Zaqueo es hijo de Abrahán. Porque el Hijo del hombre vino a buscar y a salvar a los que estaban perdidos».

V/. Palabra del Señor.

R/. Gloria a tí, Señor Jesús.