¿Y quién es mi prójimo?

Evangelio del domingo 14 de Julio de 2019.

† Lectura del Santo Evangelio según San Lucas 10, 25-37

En cierta ocasión , se presentó a Jesús un doctor de la Ley para ponerlo a prueba y le preguntó: «Maestro, ¿Qué debo hacer para alcanzar la vida eterna?». Él le dijo: «¿Qué está escrito en la Ley? ¿Qué es lo que en ellas lees?». El doctor de la Ley le contestó: «Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón y con toda tu alma, con todas las fuerzas y todo tu espíritu, y amarás a tu prójimo como a ti mismo». Jesús le dijo: «bien respondido. Haz eso y vivirás». Él, queriendo justificar su actitud, le preguntó a Jesús: «¿Y quién es mi prójimo?». Jesús respondió: «Un hombre bajaba de Jerusalén a Jericó y lo asaltaron unos bandidos, le quitaron la ropa, lo apalearon y se fueron dejándolo medio muerto. Casualmente bajó por ese camino un sacerdote, quién al verlo dio un rodeo y siguió su camino. Lo mismo hizo un levita que pasó por ese lugar: Al verlo dio un rodeo y siguió si camino. En cambio, un samaritano que iba de viaje, al llegar a donde estaba el hombre y verlo, se conmovió, se acercó, le lavó la heridas con aceite y vino y se las vendó; luego lo montó sobre su propia bestia y lo llevó a una posada, donde acabó de cuidarlo. Al día siguiente sacó el dinero equivalente a dos jornales y se lo dio al dueño de la posada y le dijo: «Encárgate de cuidarlo, y si gastas más yo te lo pagaré al regreso». ¿Cual de esos tres hombres te parece que se portó como prójimo del que fue asaltado por los bandidos?». Él respondió: «pues el que hizo la obra de misericordia con él». Jesús entonces le dijo: «vete y haz tú otro tanto».

V/. Palabra del Señor

R/. Gloria a tí, Señor Jesús