Ninguno de ustedes pueder ser discípulo mío, si no renuncia a todo

Evangelio del domingo 8 de septiembre de 2019

† Lectura del Santo Evangelio según San Lucas 14, 25-33

Muchos acompañaban a Jesús por el camino: y Él se dirigió a ellos y les dijo:  “El que quiere venirse conmigo, no puede ser discípulo mío si no se olvida de su padre y de su madre, de su esposa y de sus hijos, de sus hermanos y hermanas, e inclusive de sí mismo.  El que no carga con su cruz y me sigue, no puede ser discípulo mío.  Si uno de ustedes quiere construir una torre, es obvio que primero se pone a calcular los gastos, para ver si tiene con qué terminarla.  Porque si, después de echar los cimientos, no puede terminarla, todos los que lo vean empezaran burlarse de él y a decir:  ‘Este hombre empezó a construir y no pudo terminar’.  O también, si un rey que tiene un ejército de diez mil soldados está en guerra con otro que tiene un ejército de veinte mil, sin duda que antes de empezar la batalla se pondrá a pensar si en esas condiciones puede hacerle frente.  Y si no puede, cuando el otro esté lejos todavía, mandará embajadores a negociar la paz.  De igual manera, ninguno de ustedes puede ser discípulo mío, si no renuncia a todo lo que tenga”.

V/. Palabra del Señor.

R/. Gloria a tí, Señor Jesús.